¿POR QUÉ REGISTRAR UNA MARCA?

La protección de marca es algo que todo empresario debe tener en cuenta, ya que su registro puede jugar un papel vital en su negocio. Una marca se refiere a un logotipo, símbolo, nombre ó cualquier otro elemento utilizado para identificar a una empresa en particular.

Una vez registrada la marca, tiene derecho a usar el símbolo ®.

Las Marcas protegen combinaciones gráficas y/o denominativas que ayudan a distinguir en el mercado unos productos o servicios de otros similares ofertados por otros agentes económicos.

7 razones para registrar tu marca

  • Propiedad de la marca. Nuestro sistema legal reconoce como titular de una marca a quien obtiene el registro de esta. De este modo, se obtiene la propiedad exclusiva de la marca y, en adelante, podremos disponer libremente sobre ella de acuerdo con las necesidades y objetivos comerciales.
  • Protección contra el uso de la marca por terceros.El registro de la marca le concede al registrante el derecho de impedir que cualquier persona utilice una marca idéntica o confundible con la suya, protegiendo de este modo a sus clientes del fraude y la confusión.
  • Transferencias y licencias de uso de la marca. La propiedad de la marca confiere el derecho a venderla a una tercero. A su vez, la titularidad permite a su dueño conceder a un tercero el uso de la marca, licenciándola a cambio de valores económicos, por tiempo determinado.
  • Valor del intangible. El valor de la marca puede incidir notablemente en la determinación del precio de mercado y resulta ser un factor decisivo para la formación de su clientela. El control de los aspectos legales de la marca permite a la empresa consolidar la fidelidad del usuario o consumidor a través de la preservación de la identidad de los productos.
  • El trámite de registro. Permite perseguir administrativa y judicialmente a aquellos que utilicen su marca registrada sin su permiso así como imposibilitar el registro de marcas similares a la suya.
  • La asistencia de un profesional. El asesoramiento profesional en esta materia es altamente recomendable, ya que un profesional especialista cuenta con las herramientas técnicas pertinentes para determinar las posibilidades de registro de la marca elegida, cotejándolas con aquellas registradas en el mismo rubro de actividades,acompañando al empresario durante el proceso, interponiendo los recursos administrativos necesarios para que la marca sea concedida por el organismo. El profesional tendrá a cargo el cuidado de la marca, velando para que no sean registradas marcas similares, que puedan sustraer clientela a la empresa.
  • Duración de la protección. El registro de la marca confiere la propiedad de la marca y su protección por el plazo de 10 años, pudiendo ser renovada en forma indefinida, por iguales plazos.

“La marca es el distintivo por excelencia del producto o el servicio que brinda una empresa. Desempeña la función publicitaria de identificar un producto, permitiendo que el público consumidor lo individualice, distinguiéndolo de otros similares, valorándolo en función de su calidad e informando al usuario sobre su origen. ”